sábado, 25 de octubre de 2014

Doki observa La Luna

Doki tiene curiosidad por ver la Luna con su telescopio.

No puede ser- dice- la he perdido, pero si ayer esta allí.


 
Según la disposición de la Luna, la Tierra y el Sol, se ve iluminada una mayor o menor porción de la cara visible de la luna.




Las fases de la luna son las diferentes iluminaciones
que presenta nuestro satélite en el curso de 28 días.

viernes, 24 de octubre de 2014

Espejo Sol y Luna

Preparamos el regalo de cumpleaños: un espejo de sol y luna.

Recortamos y decoramos con huellas de colores el círculo amarillo del sol.

Pegamos encima el círculo negro de la noche y el presionamos el espejo un poco.

Recortamos la media luna.

La pegamos a un lado y decoramos con el ojo y la boca.


También seguimos con el lápiz y recortamos las siluetas de unos corazones en las coronas.

martes, 21 de octubre de 2014

Cielo de día - Cielo de noche

Cielo de día sólo que al revés: el cielo azul y el Sol Amarillo.

Con el cuadro "El oro del azul" recordamos a Miró

 
el pintor de las estrellas y del Sol.

 Cielo de Noche con las constelaciones del Aula de Astronomía
 
pegadas en los cristales de la ventana.

 Pintamos el Universo con témperas fluorescentes.

 Y encendimos un fluorescente de luz negra

que nos dejó Carmen.

Semillero de habas

En el Huerto, Raúl prepara la tierra, la cava y remueve con el azadón.
Deja los surcos para regar con la manguera y el camino para que pasemos sin pisar los bancales.

 Nos visita una tarde y nos muestra cuatro semilleros, uno por equipo.
-Chicos, vamos a sembrar habas- nos dice.
Echamos tierra.
Hacemos un hueco para echar la semilla en cada vaso.

Cubrimos con otro poco de tierra sin aplastar demasiado.

Pegamos gomets de colores.

 Regamos con cuidado.

Colocamos en las ventanas del baño.
Comentamos que estamos haciendo y que puede pasar en unos días.
Cuando aparezcan las plantitas, las trasplantaremos en los bancales del Huerto.

domingo, 19 de octubre de 2014

Van Gogh en Arlés

El buen tiempo y  la luz del Sol  cautivaron a Vincent

 
Alquiló una habitación en una humilde casa amarilla con ventanas verdes.

Se pasaba horas y horas pintando: las casas,
el puente del río, las flores y los árboles del campo.

 
 "Puente de Langlois con lavanderas"

Los vecinos se sorprendían al verle pintar a todas horas,
hasta por la noche, pero no le compraban ningún cuadro.


 "Frente al café"

"El loco del pelo rojo"-le decían.


Los colores puros y brillantes nos dicen que se encontraba bién aquí en Arlés.

Pintamos con acuarelas y témpera aguada la casa amarilla.

Aula de Astronomía

Al llegar al Aula de Astronomía de Fuenlabrada nos recibe Juan Carlos,
quién nos acompañará primero a La Sala Oscura y después al Taller de las Estrellas.

Un Sol gigante ocupaba una pared, del techo colgaban los planetas,
y en la pared de enfrente una puerta indicaba la entrada al Planetario.

El techo era redondo como la cámara que proyectaba las luces y las sombras.
Mientras escuchábamos la historia de la constelación de la Mariposa de Orión,
adivinábamos las siete estrellas que la forman, así como la de la Osa Mayor.
Nos invitó a mirar por las ventanillas para atravesar el espacio desde La Tierra hasta el Sol navegando cerca de los planetas para luego regresar a Fuenlabrada.

Descansamos y tomamos unas galletas en el pasillo espacial.

Ya en el Taller, detrás de unas cortinas aparece esta pintura de los hombres prehistóricos.

De noche observaban las estrellas y descubrían las constelaciones.


Nos muestra en una ventana las constelaciones que realizaron otros niños
y nos propone que cada uno inventemos la nuestra.

Perforando una cartulina negra.

 Eligiendo cinco agujeros

 y uniéndolos con una línea blanca.

 Coloreando los dibujos que se forman:
 
mariposas, cohetes, fantasmas.

Ya en clase rellenaremos con ellas una ventana.

Despegue y Aterrizaje del Atlantis







miércoles, 15 de octubre de 2014

El transbordador espacial

Para viajar al Espacio Exterior de La Tierra los hombres inventamos
las Naves Espaciales y las Lanzaderas o Cohetes Propulsores.




El Transbordador espacial Discovery es impulsado hacia arriba por la lanzadera hasta cruzar la atmósfera. Al llegar a la distancia calculada, el propulsor se suelta y desaparece, dejando a la nave orbitar: navegar a una velocidad programada.



En el viaje de regreso se sale de la órbita, dejándose caer hasta ser pilotada como un avión y planear sobre la pista de aterrizaje.


Los astronautas que permanecen en la Estación Espacial deben adaptarse a la Ingravidez:
 sentir que no pesan, que vuelan ellos y los objetos.

La nevera, el microondas, los sacos de dormir, están o cuelgan del techo.
La ducha es una cabina. Se comunican con La Tierra por televisión.





Los españoles Miguel Angel López Alegría y Pedro Duque nos cuentan
que es emocionante observar a La Tierra y ellos verse fuera en el Espacio,
tan lejos de ella.

Los Viajes Espaciales nos ofrecen multitud de aparatos y objetos
que nos facilitan la vida.

La carrera espacial

El regreso de las naves a La Tierra fue el principal problema de los Astrofísicos
de los dos países interesados en viajar al Espacio Exterior de nuestro planeta.


Laika en el libro Exploremos el Espacio

Mientras lo resolvían, animales como la perrita Laika, el primer ser vivo que en 1957 llegó a orbitar unas horas en el espacio, se desintegraban al cruzar la Atmósfera, fulminados por la temperatura que el rozamiento de la nave con el aire alcanzaba.



Yuri Gagarin y su cohete Sputnik

Pocos años después, en 1961, lo consiguieron: el ruso Yuri Gagarin y el norteamericano Alan Shepard subieron, orbitaron y regresaron vivos.
Yuri, valorado por todos los países del Mundo como el primer hombre
que orbitó en el Espacio, falleció poco más tarde en un accidente
en un vuelo rutinario. Alan se convertiría unos años más tarde en
el quinto hombre en pisar la Luna.


Alan Shepard con el Proyecto Apolo

Y en Julio de 1969 el hombre llegó a La Luna. Yo tenía 14 años.
Las televisiones de todo el mundo transmitieron en directo en blanco y negro,
como Armstrong bajaba con su traje espacial por la escalerilla del Módulo Lunar
del Apolo y plantando el pié en el suelo decía:
-Un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la Humanidad.

Aldrin, uno de los compañeros de Armstrong ¡Mirad como se ve La Tierra!




 Huella de Neil Armstrong en La Luna


Collins el tercer astronauta permaneció navegando preparado para
recoger a sus compañeros, ¡sin poder bajar y pisar el suelo lunar!




 
Yo era una chica y recuerdo el amerizaje, no aterrizaje, de la cápsula.

martes, 14 de octubre de 2014

Canción del Universo

En una nave espacial
los astronautas se van
vuelan por el Universo
muchos planetas verán.
Con tu telescopio
desde La Tierra
miras al espacio
ves sus estrellas.



¡Cuenta atrás
que vamos a despegar!
¡Tres, dos, uno, cero!
En una nave espacial
los astronautas se van.
La Luna ya la pisaron.
Al Sol no se puede viajar.